La carretera de Stalheimskleiva

Stalheimskleiva es el nombre de un tramo de carretera de 1.5 km de largo que serpentea por la ladera de la montaña desde el final del valle de Nærøy hasta la cima en Stalheim. Es una de las carreteras más empinadas del norte de Europa y ofrece unas hermosas vistas.

La carretera de Stalheimskleiva se eleva a lo largo de una cresta entre dos cascadas, ofreciendo vistas de ambas. Al norte, verás la cascada de Sivlefossen waterfall, con una caída de aproximadamente 140 metros. Y, al sur, se alza la cascada de Stalheimsfossen, con una caída de 126 metros.

La pendiente más inclinada es de 1 a 5, el equivalente a un 20 por ciento, lo que convierte Stalheimskleiva en uno de los tramos de carretera más escarpados del norte de Europa. En su recorrido a la cima, la carretera asciente serpenteando en 13 pronunciadas curvas cerradas. La carretera de Stalheimskleiva se construyó a mano entre 1842 y 1846 con el fin de mejorar el manino postal que unía Oslo y Bergen.

En Stalheimskleiva podrás:

  • Disfrutar de unas vistas espectaculares
  • Ver dos imponentes cataratas
  • Relajarte y disfrutar de la empinada carretera
  • Pasar una noche en un hotel y continuar el tour al día siguiente